Gracias a estos clips dotados de un imán, tus gafas se transforman en una fracción de segundo.